domingo, 8 de enero de 2012

18

Un día pasa, y pasa que estas de pie en algún lado y te das cuenta de que no quieres ser nadie de los que están a tu alrededor. no quieres ser el puto pringado al que le has reventado la cara. no quieres ser tu padre, ni tu hermano.. ni nadie de tu puta familia. ni la señora jueza. ni siquiera quieres ser tú. Solo quieres salir corriendo, salir a toda hostia del sitio en el que estás. Y de repente ocurre, algo se acciona, y desde ese momento sabes que las cosas van a cambiar... ya han cambiado. y que a partir de aquí las cosas no volverán a ser lo mismo, nunca. y cuando ocurre, lo sabes


No hay comentarios:

Publicar un comentario